Novedades

Efecto devaluación: Pymes de Biodiesel plantean una suba en los precios del 47 por ciento

Miércoles, 30 Diciembre 2015
Fuente: 
Energía Estratégica

De acuerdo a datos del Ministerio de Energía y Minería, actualmente las empresas que elaboran el biodiesel reciben 7.020,25 pesos por cada tonelada que entregan a las petroleras a los fines de mezclar un 10 por ciento con gasoil. Esta referencia rige desde octubre, a pesar que en diciembre se produjo un ajuste del tipo de cambio de más del 40 por ciento.

Tomás Lorda, vicepresidente del Cámara de Empresas Pymes Regionales Productora de Biocombustibles (CEPREB) cuenta sobre tratativas con representantes del Gobierno Nacional para resolver el tema, incluso menciona haber participado de dos reuniones sólo en esta semana, pero lamenta que “aún no hemos logrado una solución”.

Hoy por hoy la solución es contar con un precio para enero de $11.000 por tonelada. La cuenta es muy sencilla en un negocio dolarizado y dependiente de la soja; el impacto es el efecto compuesto de la devaluación del 38 por ciento y la quita de retenciones a las exportaciones de soja, que en términos de mercado interno afecta un 7 por ciento sobre el valor del aceite. Es decir que el precio debe aumentar en el orden del 47 por ciento”, explica.

Esta demanda choca con el interés del Ministro de Energía Juan José Aranguren y su equipo, preocupados por sostener el costo de los combustibles en el surtidor. Para ello, está teniendo reuniones con todos los sectores, principalmente operadores de hidrocarburos y refinerías, para solicitar que absorban parte del incremento de los costos generados por la suba del dólar. El Estado, está evaluando alternativas para también afrontar las pérdidas, con rebajas de impuestos.

Nos piden paciencia pero no tenemos espaldas para amortiguar desbalances económicos de esta magnitud. El 95 por ciento de nuestros costos están dolarizados”, sostiene Lorda.

De acuerdo al empresario, el panorama es crítico: “no tenemos más tiempo; llegamos a esta situación absolutamente sofocados financieramente; el gran problema es que las PyMEs productoras de biodiesel somos el eslabón más débil de todo el complejo. No podemos absorber el impacto de variables que no son en absoluto controlables por nosotros. Venimos muy golpeados, no solo porque tenemos las plantas paradas desde hace un mes, sino también porque hoy estamos pagando a un dólar de 13,4 el aceite que usamos para transformar en noviembre”, sostiene.

precios del biodiesel

Y advierte: “estamos atravesando una extrema crisis ya no solo económica sino también financiera. Nos urge una solución favorable. El sector no resistiría una segunda oportunidad. Necesitamos prender las plantas de inmediato. Ya dimos vacaciones, hicimos reparaciones, pintamos y limpiamos todas las instalaciones. La gente que trabaja en las plantas de biodiesel está totalmente en alerta. Han sufrido crisis anteriores y conocen perfectamente el impacto que esto tiene en nuestras empresas; tienen memoria”.

Reglas del juego claras

Lorda señala que “este es un sector que nació bajo el amparo de una Ley Nacional y no tiene ninguna chance de subsistir sin seguridad jurídica. El Estado tiene un rol fundamental. Las energías renovables y los biocombustibles en particular son por definición regulados por el Estado en todo el mundo. Nadie pagaría un combustible más caro sino es debido al amparo de la Ley para proteger el medioambiente. En la Argentina además tiene el objetivo de desarrollar el interior del país”.

Siempre explicamos que la Ley de biocombustibles, no solo estableció la obligatoriedad del corte sino que además determinó una manera particular de hacerlo, a través de PyMEs REGIONALES diseminadas por todo el país, con el objetivo de descentralizar la producción y generar desarrollo local en pueblos del interior. Nacimos por una Ley y solo subsistiremos si hay respeto por las normas y las instituciones”, concluyó.

Todos los derechos reservados.