Novedades

Biodiesel: horas decisivas para las Pymes, tras el descongelamiento de combustibles

Las plantas que producen para el mercado interno están paradas y hay en juego 3.500 empleos en riesgo. Tienen congelado el precio desde hace 8 meses
Miércoles, 19 Agosto 2020
Fuente: 
Infobae Profesional

Finalmente, se descongelaron los precios de los combustibles. La primera en implementar la suba fue YPF, a la que hoy se sumaron Raizem -licenciataria de la marca Shell-, y Puma, mientras que Axion anunció que el nuevo precio estará en sus surtidores en las próximas horas.

Así, las principales compañías que dominan el mercado de combustibles incrementaron hoy en 4,5% promedio sus variedades de nafta y gasoil, mientras que en el Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires (AMBA) la suba fue de 6%, en el marco de un esquema que tiene por objetivo comenzar a ajustar la brecha de precios.

Ahora, todas las miradas están puestas en los próximos pasos que dé el Gobierno respecto del biodiesel, dado que todavía no se actualizó el precio que reciben las cerca de 30 Pymes que proveen con este derivado de la soja para realizar el corte con gasoil.

El precio que les pagan las petroleras a estas Pymes se encuentra congelado desde diciembre de 2019. Por normativa, todos los meses las plantas que abastecen con biodiesel para el corte deberían tener un precio actualizado por una fórmula ya establecida.

Sin embargo, como parte del congelamiento general de precios de los combustibles, a las Pymes también les freezaron los valores.

El problema es que, tras las fuertes subas de costos (principalmente del aceite de soja) y del tipo de cambio, desde hace al menos tres meses no les resulta rentable el negocio. Así, cada una de estas Pymes se vieron empujadas a cesar la producción.

Al día de hoy, están todas las plantas frenadas, poniéndose en riesgo 3.500 puestos de trabajo por la falta de reglas de juego claras.

"El último precio, que se publicó en diciembre, ni siquiera nos ayuda a cubrir los costos variables. De hecho, estamos un 25% por debajo del nivel que necesitaríamos para equilibrar los números", alertó una de las fuentes.

Horas decisivas

Tras meses sin respuestas, la semana pasada representantes de las Pymes nacionales que producen biodiesel para el mercado interno finalmente tuvieron un encuentro del que participaron el subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales; el nuevo director de Refinación y Comercialización de Combustibles, Daniel Francisco Rigou y otros funcionarios del gabinete del secretario de Energía, Sergio Lanziani.

Durante el encuentro, los empresarios Pyme plantearon la problemática y explicaron por qué el sector está completamente parado, sin posibilidades de seguir operando. Y por qué es vital avanzar con un ajuste al alza en el precio que las petroleras pagan por el biodiesel cercano al 25%.

Al finalizar, los funcionarios quedaron en dar una respuesta. Dado que ya se avanzó con el descongelamiento de precios en los surtidores, no habría excusas para demorar la mejora que se les adeuda a las Pymes, teniendo en cuenta que vienen de casi 8 meses de congelamiento, en un contexto en el que saltaron los costos.

Además, fuentes del sector aseguraron a iProfesional que la incidencia del biodiesel en el precio final del gasoil en surtidor, es ínfima: cada 10 puntos de suba en el precio que se paga por este biocombustible, el impacto en el valor final del gasoil es de apenas 1,1 puntos.

Así, un sector agroindustrial completo y 3.500 empleados están a la expectativa de que finalmente se normalicen las condiciones para volver a encender las máquinas y se vuelva a cortar gasoil con biodiesel en la Argentina.

Federalismo, el pedido de Guzmán

Lo interesante del sector biodiesel Pyme, que fue creado bajo el amparo de la ley 26.093, es que cumple con todos los objetivos enumerados por el ministro de Economía, Martín Guzmán, a la hora de plasmar cómo imagina la economía que busca el Gobierno post pandemia.

"Nuestro objetivo es poder darle a la Argentina una estructura productiva que satisfaga múltiples condiciones: que sea inclusiva, que genere trabajo, que sea dinámica; un país que le agregue valor a su producción; una economía que sea estable y dé un ambiente de seguridad económica a las argentinas y los argentinos; que siga una estrategia de desarrollo federal que el desarrollo respete un concepto de equidad a través de las regiones del país; y que respete nuestra soberanía", dijo el ministro en el marco de anuncios de obras públicas en Chaco, Misiones, Córdoba, La Pampa y Salta, que compartió junto a Alberto Fernández. 

El biodiesel producido por las Pymes en la Argentina, bajo la ley 26.093, cumple con todos estos puntos dato que: 

1. Genera empleo de alta calidad

Un dato clave es que las Pymes que producen biodiesel exclusivamente para abastecer a las petroleras, para que éstas realicen el corte con gasoil, se ubican en el interior del país.

Desde CEPREB consideran al sector como un caso de éxito, porque bajo las reglas de juego con las que debieron comenzar a operar, las empresas lograron generar una cadena que, en total, hoy da empleo a más de 3500 personas en diferentes provincias del país.

El abanico de profesiones que abarca este sector es muy amplio: incluye choferes de camiones, contratistas del sector metalmecánico, ingenieros y consultores, entre muchos otros rubros. De modo que el efecto dinamizador de una planta instalada en una localidad del interior es muy alto.

2. Promueve el desarollo federal

Bajo el amparo de la ley, las plantas fueron construidas en diferentes provincias, como Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires.

Son clave porque generan un importante efecto derrame en cada una de esas economías, a nivel empleo y logística. 

3. Agrega valor 

Este es un aspecto fundamental. Desde la industria señalan un aspecto clave y es que, para generar biodiesel a partir de la soja, se utiliza una pequeña fracción del poroto, que es el aceite resultante.

Así, cuando las plantas muelen porotos de soja, el producto principal resultante es la harina. El aceite, en cambio, es un subproducto, que representa una pequeña proporción por tonelada. En paralelo, del proceso de producción también se obtiene glicerina, un subproducto que se exporta a un alto valor por tonelada, generando más valor agregado.

4. Consolida la soberanía energética

Entre el 2010 y 2019, se importaron 36,5 millones de metros cúbicos de gasoil, tres veces más que la capacidad de producción local de un año.

Estas importaciones generaron salidas de divisas por más de 23.360 millones de dólares. Como contrapartida, durante el mismo periodo, se utilizaron 10,8 millones de metros cúbicos de biodiesel para el mercado interno.

Es decir que el biodiesel no solo es clave para consolidar la soberanía energética sino que además permitió un ahorro de divisas por sustitución de importaciones por más de 6.900 millones de dólares. 

Todos los derechos reservados.